¡¡BIENVENID@S A ESTELLA-LIZARRA, BIENVENID@S AL FORO DE LA ESPERANZA!!


Tras un tiempo de predominio materialista el ser humano vuelve a encarar cuestiones impostergables, reafronta su condición trascendente. Indagar, reflexionar, explorar juntos sobre nuestro destino real, sobre la razón última de nuestra existencia en la Tierra, sobre nuestros horizontes colectivos, sobre nuestra vocación de eternidad… es el primer objetivo del Foro. Estella-Lizarra es un alto en el camino, un parón en medio del diario trajín que tan a menudo elude las preguntas fundamentales.


Llegado es el momento de atender juntos a estos interrogantes mayores. Estella-Lizarra y su Foro Espiritual, es cruce de credos y tradiciones con sus respectivas respuestas o ensayo de ellas a estos interrogantes. Ofrecemos una plaza para poner en común esas respuestas del alma, no tanto de la mente; ofrecemos una plaza para vivenciar unión de esas almas con toda su diversidad y fragancia.


Cede ya un pasado de separatividad y poco a poco vamos liberando espacios para el diálogo, el encuentro, la inclusividad. Aquí, a la vera de la Ruta jacobea, del Camino Espiritual de Europa, se juntan nuestros Caminos. Estella ofrece atalaya para mirar Alto, pues sabemos que “Allí miran otros muchos ojos”. Estella ofrece plaza, mesa y jardín para el compartir. Vivenciar juntos la promesa de eternidad y hacerlo de una forma cooperativa y cocreativa es el reto del Foro que aquí a continuación te presentamos. Te invitamos a un desafío postergado más allá de su hora: construir el “otro mundo posible” también en nuestra esfera más interna, utopía de corazones por fin aunados.


Además de disfrutar aprendiendo los unos de los otros, en Estella-Lizarra queremos demostrar que a lo largo de un fin de semana podemos vivir por fin como hermanos; demostrar que la diversidad espiritual y religiosa, lejos de separarnos, nos enriquece. El tiempo es llegado, el futuro ya nos ha alcanzado: ofrecemos una plaza para izar nuestro supremo sueño de fraternidad humana, para demostrar que los más elevados ideales de amor y de paz de los profetas, maestros y líderes de todas las comunidades espirituales y religiosas son posibles aquí y ahora.


Gentes con origen cultural, religioso, geográfico… diferente nos atreveremos a esbozar juntos una misma oración, a ensayar una misma danza sagrada, a elevar un mismo canto… Acércate a Estella-Lizarra con tu mochila de certezas e interrogantes, con tus ganas de escuchar, aprender y compartir, sobre todo con tus ganas de construir otro mundo más bello, alegre, justo y unido, otra Tierra más en sintonía con el Cielo que sostiene.

Contamos contigo para sostener la esperanza de los credos reencontrados, de la hermandad humana.


¡Nuestros brazos se abren desde ya en acogida!
¡Sed bienvenid@s a esta tierra de paz, a este encuentro universal!

Horra hor gure besoak zabalik! Lizarrako herrialdera ongi etorriak izan zaitezten!

“Allí donde se juntan los Caminos”


El Foro Espiritual-Estella nace del convencimiento de que en un tiempo de pluralismo religioso y cultural como el nuestro, el diálogo entre las diferentes tradiciones religiosas y espirituales constituye un valor en sí mismo y un cambio profundo en las relaciones mutuas entre dichas tradiciones. Supone además un factor decisivo para el establecimiento de una convivencia social justa y pacífica.


Mutuo enriquecimiento espiritual


Para el progreso futuro de la humanidad es vital encontrar formas armoniosas de abordar la diversidad espiritual en el ámbito local y global. La esperanza de todos los tiempos es un mundo en paz, sin embargo es inconcebible ese mundo anhelado mientras no caigan las barreras que a lo largo de la historia han separado a unos credos de los otros. La conciencia de paz es una conciencia de unidad que abarca en primera instancia la dimensión espiritual: la unión interna con todos nuestros semejantes, independientemente de sus formas de vincularse con la Realidad Última.

Ante los exclusivismos del pasado, cada día se está imponiendo con mayor firmeza la importancia del mutuo enriquecimiento espiritual. Sin necesidad de llegar a un sincretismo que supondría un empobrecimiento, existe en el pluralismo religioso, una complementariedad que a todos nos beneficia. Esta visión integradora que cada día está ganando mayor número de adeptos es la que deseamos proyectar a través del Foro Espiritual-Estella 2011. El Foro aspira a contribuir a encontrar pautas y líneas de interacción entre las diferentes tradiciones espirituales y religiosas. Consideramos que este tipo de eventos comienzan a ser una demanda social. El ciudadano pide una mayor comprensión y vivencia de la diversidad espiritual. Estella-Lizarra pretende atender a esa creciente demanda contribuyendo a profundizar y extender una vocación interreligiosa. Deseamos que Estella se perpetúe en el futuro como espacio de encuentro y diálogo en este ámbito.


Estella-Lizarra, espacio idóneo para el encuentro

En un mundo en el que la diversidad religiosa se acrecienta y se hace más visible, surge la necesidad de explorar vías de comunicación entre las distintas tradiciones religiosas y espirituales. En esa medida, consideramos necesaria la promoción de espacios de comunicación y confianza, donde materializar la comprensión, el respeto y la armonía entre los movimientos y comunidades.


En un mundo que busca y desea cada vez más intensamente la paz, la justicia y la sostenibilidad, las religiones y las tradiciones espirituales pueden aportar mucho en términos de respuestas creativas y de movilización de voluntades.


En un mundo presidido a menudo por la desorientación y el desánimo, el diálogo interreligioso permite ahondar en las raíces espirituales de cada uno, en la propia tradición y en el propio proceso personal. El Foro Espiritual - Estella no pretende ser un simple intercambio de cortesía, ni un paseo por la superficie de las tradiciones, sino un encuentro en la profundidad y la riqueza de la vida espiritual de la humanidad.Consideramos que Estella-Lizarra, por su tradición como lugar de encuentro, amable tamaño, equipamiento de instalaciones y servicios, entorno natural espléndido, así como por su predisposición ciudadana y apoyo institucional, se configura como lugar ideal para este tipo de imprescindibles iniciativas.


Lema: "Allí donde se juntan los caminos"

Somos conscientes de que la unidad externa, el mundo de mayor armonía y solidaridad entre las diferentes civilizaciones, espiritualidades y religiones al que todos aspiramos, se gesta primeramente en la esfera de lo interno. Consideramos que la aceptación de los diferentes caminos y tradiciones religiosas como formas legítimas y mutuamente enriquecedoras de vincularnos con la Fuente de toda vida, con el Origen de todo el amor, es condición indispensable para el establecimiento de correctas y armoniosas relaciones entre los humanos. Si los hombres y mujeres de los diferentes credos y tradiciones no se encuentran en lo interno, difícilmente podrán construir una unión en lo externo. La unidad en los diferentes campos de la actividad humana deriva de una conciencia más o menos difusa, de que en lo más profundo de nuestro ser, todos estamos unidos, somos hijos de un mismo Origen.


"Allí donde se juntan los caminos" es el lema del evento, pues estamos absolutamente persuadidos de que el ser humano ha de afrontar sus grandes retos globales en unidad, una integración que en nuestra opinión comienza con la convergencia en su dimensión más interna o espiritual. Deseamos subrayar la consideración de que la unificación religiosa pasa por el respeto de todas las identidades. La unión en el fondo implica por supuesto el respeto y la conservación de las más diversas formas espirituales.

Desarrollo de ideas

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam en nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dolore magna aliquyam erat, sed diam voluptua. At vero eos et accusam et justo duo dolores et ea rebum. Stet clita kasd gubergren, no sea takimata sanctus est Lorem ipsum dolor sit amet.